inifaldas
a tu Estilo
Minifaldas a tu Estilo

Minifaldas

La minifalda sigue siendo una prenda indispensable en el guardarropa de toda mujer que siga los dictados de la moda.

Desde su creación allá por los años 70, su presencia en el mundo fashion ha sido constante.

Varían los largos, las telas, las formas, pero “la mini”, sigue siendo la falda más sexy.

Lo que pasa es que existe una delgada línea entre ser sexy (o sensual) y poder lucir vulgar.

La minifalda es una prenda que te puede hacer ver fatal si no la combinas adecuadamente o no eliges el largo o la forma adecuada para tu figura.

Es una prenda más de verano que de invierno, aunque no por ello tienes que renunciar a usarla todo el año, basta con llevar medias y/o botas para resguardarte del frío.

La regla número uno y la más importante: Jamás te pongas una minifalda con un top corto, a no ser que quieras parecer a una corista de los años 80. Mariah Carey representa a la perfección, el como “no debemos llevar una mini”.

En cambio, los tops o camisas largas sobre una mini van de maravilla. Decántate por aquellas de corte por debajo del busto, de estilo hippy, es lo que se lleva esta temporada.

Los tacones y las minifaldas no se llevan bien, aunque lo hayamos visto muchas veces en famosas y modelos, lamentablemente no todas tenemos una figura perfecta.

Las sandalias de tacón medio y suela corrida sí que pueden ser una buena opción y, por supuesto, las sandalias planas son ideales para un estilo casual.

Cuidado con el largo de la falda, aquí también entra a jugar un papel importante nuestra figura. Si tienes las piernas gruesas es mejor llevar una falda cinco dedos por encima de la rodilla. Y si hablamos de la ocasión te podemos decir que depende a donde vayas y a qué hora para decidir el largo de la mini. Las cortísimas las puedes reservar para la playa, por ejemplo.

Para la noche mucho cuidado con mostrar más de lo necesario, además no hay nada más incómodo que una mini que no te permita moverte con tranquilidad. Siena Miller, ícono del estilo “hippy chic”, se arriesga a combinar una cortísima mini con unas botas tejanas, el resultado es acertado.

Es muy fácil lucir divina y sexy con una minifalda. El mejor juez eres tú misma. Guíate por nuestros consejos y antes de salir cuando te mires en el espejo puedes dar tu veredicto.

Minifaldas que Cortan la Respiración

Las minifaldas sea en TV o en vivo y en directo siguen cortando la respiración. Las mujeres que utilizan minifaldas saben lo que la estética femenina puede lograr; en su mayoría, son féminas seguras de sí mismas que enseñan con orgullo su medio de transporte de nacimiento... Sus piernas.

Lo que es cierto es que al enseñar las piernas con la utilización de una falda corta, se deben tener ciertos cuidados al momento de caminar y de sentarse. Muchas páginas de Internet se dedican a mostrar imágenes de descuidos de chicas en minifalda; graciosas fotografías en donde la ropa interior siempre sale expuesta, pues las mujeres que asisten a fiestas en discotecas, a veces no imaginan que hay un paparazzi in fraganti esperando una mala posición de piernas.

Numerosas fotos de chicas en minifaldas componen el cyberespacio ¿Por qué las mujeres siempre son las que mandan la parada?

Aquello de que las mujeres son el sexo débil tiene mucho de discutible. Son ellas las que hacen el esfuerzo de parir y amamantar a los hijos, son ellas las que trabajan y cuidan el hogar, son ellas las que utilizando minifaldas vaqueras paran el tráfico en cualquier ciudad.

La minifalda es un atuendo que, mientras haya mujeres, siempre va a existir, pues, además de ser sexy, también hay muchos estilos y formas de usarse que embellecen y exponen la belleza femenina. No obstante hay que saber lucirla; encontrar la minifalda adecuada para el tipo de piernas, por ejemplo, las que son muy cortas son para las piernas delgadas y largas; o si es extremadamente pequeña la falda, unas buenas mallas serán ideales para poder moverse sin problema. Intenta encontrar la tuya en la próxima primavera, pues la minifalda nunca pasa de moda.

Minifaldas, Lucirlas o no en la Oficina es Cuestión de Estilo

Unas piernas largas y torneadas son los requisitos básicos para la mujer que quiera llevar la minifalda en su outfit de noche o en la oficina.

Aunque en este último lugar, en el escenario laboral, siempre hay dudas respecto a ¿qué tan conveniente es utilizarla?

La prenda quedó en el centro de una polémica por cuenta de un lamentable episodio y un cuestionamiento público. “¿A qué juega una mujer que llega vestida con un sobretodo y debajo tiene una minifalda”, preguntó en radio el empresario Andrés Jaramillo, al intentar explicar un presunto abuso sexual a las afueras de su restaurante Andrés Carne de Res. Cientos de mujeres protestaron en las redes sociales, con el hashtag #MePongoMinifaldayQué. Los expertos de la moda coinciden en que no se debe satanizar la prenda. De hecho, la consideran un ícono de la moda “infaltable” en el ropero de toda mujer, vigente desde hace cinco décadas, y todo es cuestión de saber usarla.

Las medias veladas, los chalecos, abrigos largos, zapatos cerrados, tacones altos y bajos, lideran la lista de complementos recomendados para aportarle estilo a la ‘mini’ y lucirla con elegancia.

Aunque, por ejemplo, el reconocido diseñador Hernán Zajar recomienda a las ejecutivas no llevar esta prenda a la oficina, porque podría restarle clase y seriedad al atuendo laboral. Además, señala que no es un espacio para atraer miradas. Explica que los eventos sociales y las discotecas son espacios indicados para lucir unas piernas tonificadas y largas. En lo último coincidió con la diseñadora Julieta Suárez, quien asegura que las piernas son la parte de moda de la silueta femenina, y por tanto las mujeres no quieren dejar de ponerse falda. Sin embargo, Súarez sí acepta la minifalda para la oficina, pero aclara que hay que acompañarla siempre de medias oscuras y zapatos de tacón bajo.

Reglas que cambian en clima cálido. Allí, la minifalda debe lucirse con sandalias planas preferiblemente. Para eventos en la noche, la diseñadora recomendó llevar el vestido sin medias y con zapatos altos. Al preguntarle a María Luisa Ortiz, experta en moda, ella dice que se mantiene vigente debido a que la moda responde a las necesidades del público, que aún aclama la prenda.

Ella dice además que las mujeres de negocio deberán omitir la minifalda para la oficina, pero sí podrán incluir en su atuendo una falda más larga con corte arriba de la rodilla. Lo mismo opina Ana María López, coordinadora del Centro de Moda de Ibagué, quien agrega que la prenda será protagonista en las colecciones 2014.

Entre las prendas para acompañar la falda, asegura que una chaqueta, medias tupidas y una camisa son excelentes opciones.

Marissa Mayer, CEO de Yahoo, y Cristina Fernández de Kirchner, presidenta de Argentina, son algunas de las figuras internacionales que aplican a la medida el uso de falda con un largo moderado en labores profesionales. Siempre se les ve con ella arriba de la rodilla, como se recomienda. La prenda siempre se impone a las polémicas. En febrero de este año Crystal Tovar, diputada del PDR de México, causó furor en el registro legislativo de San Lázaro al llegar a trabajar con minifalda. 7 meses después se aprobó un proyecto para reformar la ley federal de radio y televisión que prohíbe usar la prenda a las presentadoras.

Mary Quant Dio Vida a un Accesorio Fresco y Coqueto a Mitad de los Años 60

En julio de 1964, la diseñadora inglesa Mary Quant revolucionó al mundo cuando presentó en su colección de primavera verano la primera minifalda que vio la industria de la moda. El uso frecuente que la diseñadora y otros personajes de la época como Twiggy, actriz y cantante de Inglaterra le dieron a la minifalda, las inmortalizó en las mentes de diseñadores locales como Rossana Castro de Duplicity y Mariana Puerta de Little Ramonas, quienes recordaron a las artistas por su preferencia hacía está prenda.

Desde entonces el accesorio pensado para la silueta femenina ha sido símbolo de coquetería y frescura; y ha conquistado al mundo entero. Su largo puede ser variable, pero siempre por encima de la rodilla. La verdadera minifalda debe dejar ver al menos la mitad del muslo.

Sofía Vergara, actriz nacional, también se destaca por darle vida a esta prenda por la que parece sentir gran gusto. Henán Zajar, dice que Sofía puede darse el lujo de llevar esta prenda a todas partes debido a su cuerpo y a que es una mujer divina.

Entre otras actrices de hollywood que aman la minifalda está Jennifer López y Cameron Díaz.

La Moda de la Calle en Rusia: Tacones de Aguja y Minifaldas

Las mujeres rusas se visten de una manera más llamativa que las occidentales. A algunos les parece más elegante, a otros más ostentosos. En cualquier caso hay factores históricos para justificar estas tendencias.

“Mi impresión es que los rusos –al menos en Moscú– son más elegantes y siguen más las tendencias de moda que los estadounidenses”, dice Lara, una norteamericana que lleva varios años viviendo en Rusia. Este comentario es sorprendente, especialmente para la mayoría de los rusos, que en su fuero interno siempre se avergüenzan un poco de su aspecto ante los extranjeros.

A decir verdad, el aspecto de los rusos es diferente. Y hay razones objetivas. Durante muchos años “el telón de acero” privó a los ciudadanos soviéticos de la posibilidad de ir bien vestidos y elegantes. La moda mundial llegaba con retraso, en general a través del cine, y en muy contadas ocasiones llegaban a los comercios soviéticos artículos de importación para cuya adquisición se formaban al instante enormes colas.

Y luego en este contexto de “infortunio textil” estalló la Perestroika y se inició el tránsito a la economía de mercado. Lo cierto es que entonces, en la década de 1990, las grandes empresas occidentales todavía tenían miedo de entrar en el mercado ruso, y el país fue invadido por “trapos” chinos y turcos.

Minifaldas a tu Estilo

Fue entonces cuando se tuvo acceso a estampados brillantes y lentejuelas, modelos modernos, y surgió la posibilidad de manifestar la individualidad a través de la indumentaria. Hoy en día en Rusia están presentes casi todas las compañías internacionales de moda, pero en muchas personas perdura esa vieja costumbre al exceso.

“Al principio, su manera de vestir parece vulgar pero, cuando uno se da cuenta de que aquí hay otra cultura y de que es lo normal, te acostumbras y empiezas a verlo atractivo”, dice mi amigo francés que lleva varios años viviendo en Rusia y añade: “Las chicas lucen especialmente bien, llevan mucho zapato con tacón y vestidos, incluso en invierno y con nieve… ¡me parece asombroso! En cambio los hombres y la gente mayor apenas cuidan su aspecto, por lo menos en comparación con los europeos”.

De hecho, en nuestro país, ver a una mujer con botas con tacón de aguja, medias finas de nylon y un plumas cortito con un frío de 30 grados bajo cero es algo normal. ¿Qué se le va a hacer? El invierno dura medio año, no vas a ir siempre con la pelliza larga hasta el suelo y con orejeras. ¡Apetece verse atractivo!

En Rusia no se suele cambiar la función a la que están destinadas las prendas: El chándal sólo es oportuno en el gimnasio y las sandalias abiertas sólo son convenientes en la playa o para salir de paseo, pero bajo ningún concepto para ir al trabajo.

Incluso en los parques infantiles en muy contadas ocasiones encontraréis a una mamá en chándal y sin apenas maquillaje.

Se suele hacer esta broma: “¡Una mujer rusa ni siquiera va a tirar la basura sin maquillarse! ¿Y si de repente se gira y se encuentra con un príncipe?”.

Los extranjeros valoran mucho esta cualidad de las rusas. Lara, por ejemplo, me dijo lo siguiente: “Yo también me pongo más tacones de lo que lo haría en Estados Unidos.

Presto más atención a lo que otras mujeres llevan por la calle y eso influencia la clase de ropa y accesorios que compro.

Por ejemplo, hace dos años me di cuenta que todas las mujeres rusas llevaban bolsos de piel rugosa, así que ahora tengo uno. También veo que este año se llevan en Moscú botas de piel altas con tacones planos, de modo que también estoy buscando un par de este estilo.”

Hay que tener en cuenta también las particularidades climatológicas en las que vivimos. Es necesario tener mucha ropa en el armario. Los días de sol en Rusia escasean, pero el alma pide fiesta, así que lo compensamos con los vestidos.

En cambio, ahora en las grandes ciudades de Rusia la cantidad de mujeres estilosas es comparable a la de Nueva York y Londres. Las rusas tratan de vestirse de una manera bien conjuntada, lo que se llama “put together”, bien pensada, eligen los bolsos y los accesorios de acuerdo con el calzado, vigilan la combinación de colores y texturas.

“Creo que las mujeres estadounidenses deberían preocuparse más de cómo lucen en público. Por supuesto, no se debe juzgar a las personas por cómo visten, pero creo que salir de casa tratando de conjuntarse bien es una muestra de respeto hacia uno mismo”, dice mi amiga estadounidense que trabaja en Rusia.

Zona Comercial

Minifaldas a tu Estilo

Menú